Generación ALPHA: Los Nativos Digitales Puros

Son los niños nacidos a partir del 2010, se cree que serán la siguiente generación más potente de la historia… son los hijos de los millennials y vienen presionando a la generación Z para que se ponga las pilas.

Estos niños, digitales puros, a su corta edad manejan perfecto los dispositivos móviles, gadgets o aplicaciones, para aprender y practicar idiomas, robótica, jugar o simplemente realizar retos con amigos o desconocidos. Son autodidactas por naturaleza y los maestros de los abuelos y padres en el mundo de la tecnología.

Asimilan la tecnología como una extensión de su cuerpo a través de la cual conocen y viven el mundo. ¿Cómo es posible que mientras nosotros tuvimos que aprender a usar la tecnología, los niños de hoy simplemente la usan?, es como si la hubieran tomado de su biberón.

Los Alpha, aprenden por si solos de manera digital, pues comienzan a educarse más temprano y por más tiempo que las generaciones anteriores por medio de electro escritura, videos e imágenes a través de redes y tutoriales. Se cree que esta generación será la más “transformadora” y educada de la historia, ya que aprende lo bueno y malo de Internet a partir de su propia experiencia.

Además, son excelentes compradores, adictos a la novedad (neómanos) y denominados los nuevos “prosumers” concepto que surge de la revolución digital entre la combinación de palabras productor y consumidor; que no es más que, aquellas personas que consumen un producto, y generan contenido con base a su experiencia, sin importar si es negativo o positivo. Este contenido puede ir desde una opinión hasta un video tutorial… Algo parecido a los Influencers millennials.

Estos pequeños ya son hoy un target de mercado, influyen en las compras familiares, aunque por si solos no cuenten con dinero para hacer las compras, son los consultores expertos y favoritos de sus padres, pues rápidamente buscan en su celular si es bueno o malo “x” producto, el restaurante o lugar de moda para visitar, etc.

Esta generación es todo un desafío para las grandes marcas ya que no son tan fáciles de convencer, según los especialistas “lo quieren todo, lo quieren ya, lo tienen, se aburren y quieren otra cosa”. Es una generación que no logra emocionarse fácilmente, tanta interacción y bombardeo permanente hacen que quieran todo de inmediato.

Como padres, empresa, gobierno o sociedad, debemos adecuar el entorno para contribuir al desarrollo de esta generación. Ofrecer nuevas oportunidades, por ejemplo, en el tema educativo, ya no será lo mismo titularte como médico cirujano con especialidad en medicina interna, a estudiar medicina con especialidad en programación de algoritmos secuenciales en Inteligencia Artificial. Pues las ventajas competitivas de un joven que conoce de código, Inteligencia Artificial, machine learning, análisis de datos, realidad aumentada, una mezcla de conocimientos y disciplinas, sea cual sea el sector, será mejores que alguien que estudió una carrera simple o al modelo tradicional.

Hablamos y soñamos con nuevas opciones de formación, de generación de competencias y capacidades, en donde quizá, la educación como proceso de adoctrinamiento pasa a segundo término. Donde lo que se busca es tener la habilidad de navegar y aportar valor en esta realidad, acceso a desarrollar competencias en industrias emergentes, públicas, colectivas, gratuita, de fácil acceso, pensando no solo en esta generación, sino también en las futuras y en las que le anteceden. Sí México adoptara el modelo STEM en la educación, que abarca cuatro áreas clave de las que obtiene su nombre en inglés: Ciencia (Science), Tecnología (Technology), Ingeniería (Engineering) y Matemáticas (Mathematics); brindaría mayores habilidades a los alumnos de educación básica; utilizando estas disciplinas para tratar de entender cómo funciona el mundo y cómo puede resolver problemas de la vida real.

Los Alpha: una generación que no escucho el chillido de un módem, rentó una película en un blockbuster, experimento un error ortográfico en una máquina de escribir o utilizó un teléfono de monedas; son la primera generación para quienes un “teléfono” ha sido principalmente un videojuego, buscador de direcciones, un mapa electrónico y biblioteca de investigación y la principal generación consumidora de Realidad Virtual, que sin duda alguna transformará a la humanidad pues la tecnología impacta en sus modos de conocer, aprender, expresarse, divertirse y comunicarse.

¿Quieres prepararte para el mundo Alpha? Nosotros te podemos ayudar, acércate a Disruptive GovLabs.