Imaginación sin límites

Esta tecnología emergente abarca tantos campos que podemos decir que la imaginación es nuestro límite.

¿Alguna vez has imaginado objetos tan complejos que tal vez te podrían parecer imposibles o muy caros para fabricar? Hoy, esto es posible gracias a una de las tecnologías más revolucionarias del siglo XXI: La Impresión en 3D.

Chuck Hull, un hombre visionario, nos brindó la posibilidad de transformar ideas virtuales en objetos sólidos tridimensionales. Gracias a su invento, el concepto de impresión ha cambiado radicalmente, ya que, hablar de impresoras tal vez nos recuerda solamente a la herramienta cuya única finalidad es imprimir en hojas de papel un texto, pero hoy cuando hablamos de impresión, puede referirse a 3D, en estos dias esto es una realidad que ha revolucionado el mundo permitiendo crear prototipos y piezas necesarias para transformar la vida de las personas.

Esta tecnología emergente abarca tantos campos que podemos decir que la imaginación es nuestro límite. Lo único que necesitamos es contar con las herramientas necesarias para desarrollar el modelo digital y posteriormente los materiales para poder llevar a cabo estas impresiones; y no solo eso, la impresión 3D produce importantes ahorros en tiempo y dinero, además de menos contaminación.

Hoy, son varias las tecnologías de impresión 3D que utilizan las empresas dedicadas a esto, debido a que todo depende de los materiales que utilizan y las diferentes capas de material que se necesitan para crear las piezas. Es un invento totalmente disruptivo porque posee la característica de transformar cualquier procedimiento y porque puede ser utilizada en una infinidad de sectores.

En un principio, las impresoras 3D estaban enfocadas solamente en el ámbito industrial y de investigación, pero con el paso del tiempo se fueron creando máquinas más pequeñas permitiendo ser costeables para aquellos que tuvieran la inquietud de crear sus propios diseños.

Los sectores en los que se implementa hoy en día esta tecnología van desde prototipos, herramientas, repuestos, equipos médicos, alimentos, ropa, prótesis hasta ¡órganos para el cuerpo humano!

Recientemente científicos de la Universidad de Tel Aviv, imprimieron en 3D el primer corazón humano usando células y material biológico logrando revolucionar el ámbito de los transplantes a mediano plazo.

¡Es increíble cómo está evolucionando esta tecnología! El impacto global que está causando en la humanidad es sumamente positivo y por ello, cada que escuchemos hablar de una impresora digital 3D, podremos imaginar el inmesurable alcance que tendrá la persona que posea  y sea capaz de convivir y usar esta tecnología.

Y tú, ¿Qué imprimirías o que problema resolverías si tuvieras a la mano esta tecnología?

Los leo y escucho siempre en mis redes @marisolrumayor .

POR MARÍA DEL SOL RUMAYOR
@marisolrumayor