Innovando en cada paso

Quien piensa que bailar no tiene nada que ver con innovar está muy equivocado, mover cada musculo del cuerpo nos ayuda a entender las cosas de forma completamente nueva; el baile es una forma de ser, de aprender y hacer.

Siempre me ha gustado bailar, desde que lo recuerdo, mamá me llevo a clases de todo tipo de danza y fue otra forma de conocer el mundo y a las personas, incluso conocer otra parte de mí. En cada baile me dejaba llevar por la música y el entorno; está comprobado que el movimiento inspira a la creatividad, sensibiliza tu oído y la forma en la que aprendes la acelera, te permite relacionarte y expresarte de una mejor forma.

Mientras bailas, tu mente y tu cuerpo están conectados a través del movimiento y cuando eres capaz de comprender y controlar tus movimientos y trabajarlos en equipo, la capacidad de colaborar y aprovechar esa intuición se dispara; y esto es lo que funciona en un trabajo, empresa o en cualquier actividad que realices.

A través de la danza aprendes a trabajar con las personas, sobre todo cuando bailas en pareja, hay un movimiento coordinado, aprendes a escuchar, no solo las palabras, también al cuerpo. Al momento de innovar en el trabajo, justo es lo que debes hacer, aprender a escuchar a tu equipo, para abrir nuevas formas de trabajar, en todo momento debe existir un movimiento coordinado.

Tuve la oportunidad de dar clases de danza Polinesia y descubrí que enseñar y aprender un nuevo baile, es una forma de adaptarse, tendrás que practicar para ser el mejor de la clase, de la competencia o de cualquier objetivo que te propongas; es un desafío y así es en la vida real, si quieres estar a la cabeza debes tener esa capacidad de adaptarte, moverte e intentarlo. Adaptarse a una nueva situación o entorno involucra al estado físico, emocional e intelectual, la combinación fundamental para innovar.

En la danza y en la innovación se deben probar nuevas formas de trabajo, marcar un paso, inventar otro y luego decidir cuál funciona mejor, hacer una buena coreografía para dar un gran show; lo mismo pasa en el proceso de innovar, no todo es aplicable a todo, no todo puede hacerse, hay que probar e intentarlo hasta encontrar lo adecuado.

Al final cuando tu pieza esta lista, estas feliz por brillar en el escenario, y ahí es cuando te debes enfocar en tu público y en la conexión que quieres tener con él. La parte más importante de la innovación es el proceso de llevar a la  superficie <o al show>, todo lo que aprendiste y usarlos de manera diferente.

La Danza, como la innovación, ayuda a las personas a descubrir su potencial. No arregla o corrige, ayuda a encontrar las herramientas para encontrar el camino para pasar de lo que imaginamos o visualizamos a lo real.