¿Un sueño hecho realidad?

Despídete de la visión borrosa sin cirugías.

¿Te imaginas dormir y al mismo tiempo estar despidiéndote de la miopía tan solo usando lentes de contacto? Hoy es una realidad, todo gracias a la ortoqueratología.

Sí, escuchaste bien, Or – to – que –  ra –  to – lo – gí – a. Ya sea por salud, moda o tendencia para fiestas de disfraces, los lentes de contacto sirven para mejorar la condición visual.

La solución en la mayoría de los casos a problemas visuales como la dificultad de enfocar objetos a corta o larga distancia o la vista cansada, son tratados con lentes oftálmicos o en algunos casos con cirugía.

Se estima que en México la mitad de la población necesita lentes, la primera causa de este mal es la miopía, trastorno ocular muy común, que consiste en que el ojo no puede enfocar claramente las imágenes, lo que provoca una visión borrosa.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos de miopía en el mundo se deben al uso frecuente de aparatos electrónicos como pantallas y dispositivos móviles; y todo esto es por el estilo de vida que llevamos.  Al no poder dejar de utilizar nuestro celular porque es parte de nuestro día a día, la ortoqueratología se ha convertido en una alternativa para no recurrir a una cirugía ocular.

La orto k, como se le conoce comúnmente, consiste en el uso de lentes de contacto especiales que modifican la córnea para corregir algunos problemas de visión, principalmente, la miopía.

Es verdad, suena como un sueño, pero gracias a la tecnología, es una realidad que, tan solo usando lentes de contacto permeables al gas especialmente diseñados para el uso durante la noche, se pueda corregir la visión borrosa.

El uso de éstos, permite que, al utilizarlos mientras se duerme, suavemente moldean la superficie frontal de la córnea, de manera que, al día siguiente, después de retirarlos, se puede ver claramente, es decir genera un efecto temporal pero muy efectivo a largo plazo.

Resulta asombroso que estos lentes de contacto puedan mejorar la visión de las personas sin tener que estar usándolos durante todo el día; si bien, como todo tratamiento lleva su tiempo, y creo que es una buena opción para quienes quieran dejar los anteojos o temen a las cirugías.

Aunque este tratamiento es una realidad, tiene un efecto temporal, asimismo, el alto costo de la orto k, ha impedido su adopción en el mercado de la visión, lo que ha provocado que las personas se inclinen hacia otros métodos para mejorar su vida.

Sin embargo, es innegable que la tecnología es resultado de la innovación y de la evolución disruptiva de las tecnologías, eventualmente y poco a poco será mas accesible, mucho más democrático y será imprescindible en nuestra vida (existencia).

Cuéntame ¿qué piensas de la orto k? ¿utilizarías estos lentes de contacto para un caso en especial? ¿Qué otra tecnología similar has conocido?

Los leo y escucho como siempre en mis redes @marisolrumayor

POR MARÍA DEL SOL RUMAYOR